jump to navigation

Deconstrucción (I) marzo 14, 2008

Posted by Spender in Crónica de Marte.
trackback

Siempre es preciso dar cuerda a tu existencia cuando estás lejos de tu punto de partida. Como a un reloj, se trata de dar impulso a tus convicciones, cambiar lo que juzgaste inadecuado, mirar las estrellas todas las noches para verte en tu dimensión real o borrar las huellas del pasado antes de que se tatúen en tu piel y sea demasiado tarde.

Sobre las colinas rojas donde descansamos tras desconectar la voz de la humanidad -tosca, fría y despiadada- era fácil adivinar cuál era el siguiente paso. Nuestros relojes vivían sincronizados desde que aterrizamos pero también sufrían con los sobresaltos de ecos que creíamos desaparecidos.

Así que el único camino posible era descender a los ríos marcianos, seguir su curso, descansar en las praderas de sus orillas y encontrar la verdadera esencia marciana en sus ciudades, para conseguir que la vida por fin nos elija a nosotros y nos asigne un nuevo comienzo, una nueva identidad: que nos de cuerda para perdernos girando entre el infinito del universo y la estrechez del colchón de nuestra cama.

Anuncios

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: