jump to navigation

Lunas llenas septiembre 24, 2007

Posted by Spender in Crónica de Marte.
add a comment

Asustado, sintiéndome enfermo,
como una temporada en el infierno.
Intentando ver una salida,
encontrando más problemas todavía

Los Planetas Corrientes circulares en el tiempo

Siempre, desde que tú las descubriste aquella eterna noche marciana, salimos a la ventana cuando todas las lunas son lunas llenas durante un par de horas y oímos las voces aflautadas pero, a su vez, metálicas, que nos llegan desde el bosque rojo más cercano a nuestro pequeño hogar.

Suelen ser noches frías. Salimos envueltos en nuestras sábanas, y tiritando nos miramos a los ojos, atendiendo a cualquier pequeño ruido que llegue de fuera.

La última vez fue distinta. Un alarido nos despertó, como quien despierta a un sonámbulo, frente a frente, con los ojos como platos y tu cara llena de una angustia que no conseguí borrar. Nos descalzamos y caminamos hasta nuestra cama. Te tumbaste y te encogiste, esperando mi mano sobre tu pelo.

Lo hice. Jugué con tu cabello. Tú respirabas más tranquila. Encendí una pequeña vela y te recité poemas de versos cortos. Poemas que hablaban hogueras tranquilas, estrellas fugaces, árboles heridos de otoño. Y te dormiste apretando los labios, y agarrando fuerte mi mano.

Aquella noche apagué la vela, y cuando me hube acostumbrado a la oscuridad, no pude hacer otra cosa que observarte y llorar.