jump to navigation

Cuando aparezca el sol julio 25, 2007

Posted by Sr. William Stendahl in Crónica de Marte.
trackback

– Las estaciones son extrañas en este planeta.

– A veces olvidas que los extraños aquí somos nosotros.

 – En la Tierra sería verano. Haría calor. Podríamos tumbarnos sobre la hierba y sentir el sol.

– Pero ya no estamos en la Tierra. Ahora vivimos en Marte.

No deja de llover. Gotas de agua azul, verde y dorada que cae sobre el polvo del suelo, convirtiéndolo en barro. Hace días que no salimos del refujio, donde permanecemos tumbados, el uno junto al otro, dormitando y acariciándonos. A veces nos besamos durante horas. En los momentos perdidos, mientras tú descansas, yo estudio cómo controlar la pequeña araña de oro, pero aún la enredo entre mis dedos sin obtener ningún resultado.

 Una mañana por fín aparecerá el sol, dejando paso a noches en las que las nubes nos dejen ver las estrellas y las lunas. Mientras tanto sólo salimos a por alimentos o para taponar las goteras del tejado, siempre protegidos por nuestras máscaras de plata: la tuya sonriendo; la mía inexpresiva.

Anuncios

Comentarios»

1. manijeh - agosto 13, 2007

Hola! Ya se les extrañaba, creí que ya no había posts aquí. Veo que me equivoqué… saludos!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: