jump to navigation

Ahora noviembre 14, 2006

Posted by Sr. William Stendahl in Infierno, dulce infierno.
1 comment so far

Ahora que tengo menos tiempo para pensar y todo pasa más deprisa, que mis días no llegan más allá de la una de la mañana, aletargados por un cansancio infinito, de un sueño perdido que nunca habré de recuperar.

Ahora q mis noches han pasado del blanco al negro, que caigo al abismo oscuro en cuanto me quedo quieta un instante, que no tengo tiempo de preocuparme, de agobiarme, de ponerme triste. Ahora que el tiempo que tengo en medio de cada fin de semana de salvación es tiempo muerto.

Ahora es cuando te necesito cada noche esperándome en casa, ahora es cuando necesito esas pequeñas y benditas atenciones que me concedes, ahora es cuando necesito esas tontas palabras que arreglan mi mundo.

Y para ti y para mi siempre es ahora.

Anuncios

Tiempo y espacio noviembre 10, 2006

Posted by Spender in Infierno, dulce infierno.
add a comment

No para los soberbios aparte
de la rabiosa luna escribo
en estas páginas rociadas
por las espumas del mar
ni para los encumbrados muertos
con sus ruiseñores y salmos
sino para los amantes, sus brazos
abarcando las penas de los siglos,
que no elogian ni pagan ni
hacen caso de mi oficio o arte.

Dylan Thomas

De acuerdo, me ha llevado un tiempo. Casi 9 meses. 9 largos meses de invierno, primavera y verano. Y ahora, cuando por fin el círculo se cierra, y ya conocemos todos los andenes de las 4 estaciones, me he dado cuenta.

Fue ayer. No te lo dije por miedo a que me tomaras por loco. Debo ser la única persona en el mundo a quien “Ob-la-di, ob-la-da” le pone triste. O el único al que le guste que los coches en dirección contraria le cieguen durante algunas milésimas de segundo.

Por un momento lo comprendí todo. Me gusta nuestra rutina. Sé a ciencia cierta que cuando por fin esta pesadilla acabe y la locura de kilómetros que nos separan se diluyan sin miedo, nos reiremos de ella. Adoro llegar de noche a casa y esperar a tu voz tapado, como si nuestros mundos de visión horizontal se juntaran por primera vez en todo el día.

Sí, nos reiremos de ella. Y estaremos en todas partes y nadie nos podrá encontrar. Ya no seremos tú y yo. Como cuando llegamos a Marte y me dijiste que solo habría “nosotros”. Entonces te creí. Ahora necesito que me creas a mí.

Infinito noviembre 2, 2006

Posted by Spender in Infierno, dulce infierno.
1 comment so far

Pasa la vida entre nosotros dos
Pasa la vida junto al parque de Berlín.
Aquellos días que regresan delante de ti
Pintan todavía mejor…aprovecha la oportunidad

Quique González, Avenidas de tu corazón

Nuestras noches separados han dejado de medirse en horas. Ahora se miden en recuerdos, en pequeños detalles, en ruidos de patos y el viento colándose por una rendija.

Demasiados recuerdos, demasiado tiempo sin usar la medida oficial, las horas, los minutos, los segundos, los besos, los suspiros y los gemidos.

Ya no queda tanto. El reloj volverá del exilio por dos noches que deberían ser simplemente infinitas.