jump to navigation

12 océanos muertos septiembre 8, 2006

Posted by Spender in Infierno, dulce infierno.
trackback

Ninguna era tan bella como tú
durante aquel fugaz momento en que te amaba:
mi vida entera.

Ángel González

Reírnos de todo y de nada a la vez. Soñar que vivimos bajo tierra. Fingir una mueca. Robarnos una esquina de la boca el uno al otro. Que tú tirites y que yo me muera de calor.

Beber del mismo vaso, exahustos. Acariciarnos la espalda como lo haríamos con la nieve. Apretar las paredes de este mundo. Buscar ese sabor en tus pechos.

Marcar todos los contornos de tu cara con un sólo dedo. Sentarnos en la arena y esperar a que nos hunda. Buscar una postura en la que te duermas cómodamente y yo pueda observarte toda la noche.

Darnos la espalda en la cama y cogernos de la mano.

Anuncios

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: